Compartir el pensamiento y la acciòn entre generaciones

Entradas etiquetadas como ‘Cultura’

Canción siempre vigente…

Casas de cartón, Intérprete: Marco Antonio Solís

Anuncios

Monik y su mundo de cartón en el Festival

FESTIVAL IBEROAMERICANO DE TEATRO EN BOGOTÁ

3Fotografía cortesía de Casa Ensamble.

Obras como “SantAdicci?ón”, “Tengo una tía en la Soledad” y “Monik y su mundo de cartón” del director Manuel Orjuela, catalogado como uno de los directores más influyentes del 2011, se presentarán en esta versión del festival.

“Monik y su mundo de cartón” Series creadas para el público infantil como “El traje nuevo del emperador” y “La princesa y el guisante”, en las que participan Bernardo García, Diego León Hoyos, Paola Ramírez, Alejandro Gómez y Mónica Piñeros, se presentarán en Ciudad Teatro.

Sigue leyendo:  http: //bit.ly/GJOc8W

El Deporte es asunto pùblico

Periodismo Autónomo – Independiente – Por fuera de la nómina institucional y la industria mediática.
“La coyuntura en lo público exige millones de ojos observando, siguiendo, evaluando y decidiendo, por la integridad del bien común. 
El Deporte es asunto público. No está al libre albedrío privado”

El Lenguaje en la cultura jurìdica

El lenguaje configura la cultura jurídica

Carlos Parra Dussan

carlos.parrad@usa.edu.co

RELACIONADOS

 Recomendaciones de Naciones Unidas para los DD.HH.

 Recomendaciones de Naciones Unidas para los DD.HH.

 Compromisos de Colombia para la suscripción del TLC

 Se conmemoró el día internacional contra las minas

 El pacto mundial como práctica social empresarial
El pasado 23 de Abril se celebró el día del idioma, un poco desapercibido, sin embargo es importante recordar, que la jurisprudencia constitucional no ha sido extraña a los problemas constitucionales implicados en el uso del lenguaje jurídico, pues a partir de la Constitución de 1991, numerosas expresiones contenidas en el ordenamiento jurídico han sido declaradas inexequibles, por no corresponder al contenido axiológico del nuevo ordenamiento constitucional, por ejemplo las sentencias (C-174 de 2001; C-092 de 2002, C-379 de 2002; C-478 de 2003; C-1088 de 2004 y C-1235 de 2005, entre otras).

La Corte Constitucional en la Sentencia C-1235 de 2005 ha sostenido de manera reiterada, que el legislador está en la obligación de hacer uso de un lenguaje legal, que no exprese o admita siquiera interpretaciones contrarias a los principios, valores y derechos reconocidos por la Constitución Política.

Así, en la sentencia C-1088 de 2004, la Corte Constitucional estableció, que “El uso emotivo de las palabras utilizadas por el legislador al formular una regla de derecho determinada, puede interferir derechos fundamentales de las personas y por ello, el juez constitucional se halla legitimado para resolver los problemas constitucionales, teniendo en cuenta, que el lenguaje es un instrumento mediante el cual se configura la cultura jurídica.

Igualmente se pronunció la Corte en la Sentencia C-037 de 1996, cuando al examinar uno de los títulos de la Ley Estatutaria de Administración de Justicia, encontró que la expresión “recursos humanos” de la rama judicial, comportaba un desconocimiento del principio de la dignidad humana, por considerar que dicha expresión pugna con “la concepción de la persona como un fin en sí misma y no como un medio para un fin.

Por esto concluyó que denominar recursos humanos “a las personas que han de cumplir ciertas funciones, supone adoptar la perspectiva opuesta a la constitucional.”

De la misma manera, al estudiar una norma de la denominada Ley Nacional del Deporte, la Corte indicó en la Sentencia C-320 de 1997, que la utilización de la expresión “transferencia” de los deportistas, representaba “en sentido literal, que los clubes son verdaderos dueños de esas personas, ya que sólo se transfiere, se vende y se presta aquello de que se es propietario.” razones por las cuales advirtió que “el lenguaje de una norma legal no es axiológicamente neutro, ni deja de tener relevancia constitucional”, por lo tanto “el uso de términos jurídicos que tiendan a cosificar a la persona no son admisibles”.

Por su parte, la Corte Constitucional en la Sentencia C804 de 1997, declaró inconstitucional el artículo 33 del Código civil, porque la expresión “hombre”, tal como era utilizada en la definición contenida en la norma, constituía un “vocablo equívoco” desde la perspectiva de los valores y principios constitucionales, pues en lugar de incluir a las mujeres, las excluía manifestando que ” Las palabras hombre, persona, niño, adulto y otras semejantes que en su sentido general se aplican a individuos de la especie humana, sin distinción de sexo, se entenderán que comprenden ambos sexos”.

Como se observa, las expresiones empleadas en el Código Civil han dado lugar a diversos pronunciamientos de la Corte Constitucional, que ha debido ocuparse por ejemplo, de la constitucionalidad de expresiones tales como “criado” Sentencia C-379 de 1998, “padres naturales” Sentencia C-105 de 1994, o las expresiones “furiosos locos, mentecatos, imbéciles, sentencia C-478 de 2003,”, que por cierto tuve la oportunidad de ser el demandante. Todas estas expresiones, la Corte Constitucional ha considerado que riñen abiertamente con el principio de dignidad humana, consagrado en el artículo 1º de la Carta de 1991.

En conclusión, la mejor forma de expresar nuestra concepción del mundo y de reflejar cómo es nuestra sociedad, es a través del uso del lenguaje. Éste puede ser un instrumento de cambio, de transferencia de conocimiento y cultura, pero también puede ser una de las expresiones más importantes de desigualdad, ya que manifiesta por medio de la palabra la forma de pensar de la sociedad y cómo en ésta se invisibiliza, excluye y se discrimina.

Nube de etiquetas